CONSTRUYENDO NUESTRO ALTAR.

Julio 05 de 2022

La iglesia no cierra. Ahora más unidos, más cerca.

CONSTRUYENDO NUESTRO ALTAR.

 

Haz clic aquí para escuchar la alabanza sugerida para hoy.

 

Josué 22:26-29

26 »Por eso decidimos construir el altar, no para presentar ofrendas quemadas o sacrificios, 

27 si no como un monumento conmemorativo. Les recordará a nuestros descendientes y a los de ustedes que nosotros también tenemos el derecho de adorar al Señor en su santuario con nuestros sacrificios, nuestras ofrendas quemadas y ofrendas de paz. Entonces sus descendientes no podrán decirles a los nuestros: “Ustedes no tienen derecho de afirmar que pertenecen al Señor”.

28 »Si ellos dicen eso, nuestros descendientes podrán responder: “Miren esta réplica del altar del Señor que construyeron nuestros antepasados. No es para sacrificios ni ofrendas quemadas, es para recordarnos la relación que ambos tenemos con el Señor”.

29 Lejos esté de nosotros rebelarnos contra el Señor o apartarnos de él al construir nuestro propio altar para presentar sacrificios, ofrendas quemadas y ofrendas de grano. Únicamente el altar del Señor nuestro Dios—que está delante del tabernáculo—puede usarse para ese propósito.

 

 

 

Estimado lector:

Estos versículos del capítulo 22, son considerados por muchos de los estudiosos del Antiguo Testamento como una elaboración posterior de la tradición sacerdotal, debido a que no hay participación de Josué en él.

Las tribus del lado este se dieron cuenta de que estaban distantes del centro de adoración en Israel, y que el río Jordán era una barrera natural entre ellos y el resto de la nación hebrea (v.26). Las tribus orientales temieron que en las próximas generaciones serían separadas de sus hermanos a causa de su ubicación.

En ese tiempo no existían puentes en los 160 km del recorrido del río, por lo que constituía una barrera para las comunicaciones, así que construyeron el altar grande, impresionante y duradero como un monumento para unir los dos segmentos de la nación. La intención era que fuera un recordatorio para las próximas generaciones, de que las tribus de ambos lados del Jordán adoraban al mismo Dios (v.28).

También dejaron la advertencia de que como pueblo debían tener mucho cuidado al construir cualquier otro santuario, ya que podrían tender hacia ideas de idolatría, como había existido entre los cananeos (v.29).

En la actualidad los creyentes debemos seguir construyendo un altar, pero no un monumento físico, sino espiritual. Un altar en el hogar que sea un sitio de unidad, de comunión. Un lugar en donde como familia recordemos al Dios verdadero, que nos ama, que cumple las promesas. Este altar será para edificar e impactar no solo los miembros actuales de la familia, sino de las generaciones venideras.

 

¿Qué te dice Dios?

 

¿Qué vas a hacer? ¿Cómo lo vas a aplicar hoy? ¿En qué área? 

Emocional ___ Familiar ___ Espiritual ___ Financiera ___ Otro ___. 

 

 

4 pasos que te ayudarán a tener un tiempo con Dios.


Invite en oración a la presencia de Dios y pídale que su verdad le sean reveladas.

  1. Lea despacio

  2. Lea en voz alta

  3. Mientras esté leyendo pregúntele a Dios:

¿Señor qué me quieres decir hoy?
Permita que el Espíritu Santo le revele


Dios podría estar hablándole de Él

  1. ¿Quién es Él?
  2. ¿Cuáles son sus características?
  3. ¿Qué hará?

Dios podrá estar hablándole a usted. Reflexione en lo siguiente:

  • P ¿Será un PECADO que debo confesar?
  • A ¿Será una ACTITUD que debo adoptar?
  • M ¿Será un MANDAMIENTO que debo obedecer?
  • P ¿Será una PROMESA que debo reclamar?
  • E ¿Será un EJEMPLO que debo seguir o evitar?

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. Pida PERDÓN: Confiese su pecado, arrepiéntase y reciba el perdón de Dios

  2. De GRACIAS: Agradezca a Dios por sus muchas bendiciones y promesas

  3. Por FAVOR: Ore por sus necesidades y las de otros; salvación, sanidad, protección …

  4. Finalice diciendo TE AMO. Termine este tiempo en adoración y alabanza

Ahora que ha permitido que Dios le hablara, hable con él en oración.


  1. ¿Qué le habló Dios?
  2. ¿Cómo esto cambiará sus perspectivas?
  3. ¿Cómo aplicará esto en su vida diaria?

Juan 14:15 “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Santiago 1:22 “Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos”

DEVOCIONALES